Cósmica

Geografía

El aula Montessori ofrece muchas oportunidades a los niños pequeños para ampliar sus conocimientos durante los años en que está motivado por un interés espontáneo. Los mapas rompecabezas son una de las actividades más populares del salón de clase. Los mapas son de madera, bastante grandes y cada pieza del rompecabezas tiene una perilla en su superficie para facilitar su manipulación. El primer mapa que se presenta es el mapa del mundo que tiene piezas separadas para cada continente. Después de trabajar con el mapa-mundi, el niño puede trabajar con cualquiera de los mapas de los continentes en donde cada uno de los países está representando por una pieza separada.

Al principio los niños usan los mapas simplemente como rompecabezas. Poco a poco van aprendiendo los nombres de muchos países, así como la información sobre su clima y sus productos. Los mapas ilustran muchos datos geográficos de una manera concreta. Los niños pueden ver que Rusia es una país de superficie extensa y darse cuenta de las posiciones de las islas como Gran Bretaña, Japón e Islandia.

Introducción a la Historia.

Con el objetivo de introducir a los niños el concepto de que la Historia es una serie de eventos que ocurrieron antes del tiempo presente, la Dra. Montessori usó la Línea del Tiempo. En el aula de niños de tres a seis años, se empieza con una corta línea cronológica marcada con las fechas de los primeros cinco o seis años de vida del niño. Junto a la primera fecha, el niño coloca una fotografía de recién nacido. Enseguida, una fotografía de cuando cumplió su primer año y luego otra a los dos años, posiblemente agarrando su mascota o juguete preferido. A los tres años, quizás junto con un hermanito menor y, a los cuatro años, probablemente una fotografía en la escuela, etc.

Después de los seis años de edad, los niños usan Líneas del Tiempo en las que pueden colocar fotografías o tarjetas con ilustraciones que representan tiempos o eventos históricos.

Botánica

En el aula Montessori hay presentes hermosos rompecabezas de madera o atractivas colecciones de tarjetas con ilustraciones en colores de las partes del árbol, las partes de la hoja, o las partes de la flor. Los niños aparean estas ilustraciones con sus nombres correspondientes. Al trabajar con estas tarjetas o rompecabezas, los niños se hacen mejores observadores de las características de la vegetación en el medio ambiente que los rodea. Frecuentemente, se tienen plantas, flores y vegetales creciendo en el salón de clase, o los niños pueden traer ejemplos que coordinen con los materiales en el aula.

Gran parte de los materiales de Gramática y Ciencias en el aula Montessori son hechos por la maestra u otras personas bajo la supervisión de la maestra. Estos materiales varían de un aula a otra, usualmente reflejando los intereses de la maestra y según el nivel de trabajo al cual los niños están prestos a realizar. Sin embargo, generalmente, los materiales demuestran la teoría de la Dra. Montessori que los niños pueden aprender todo tipo de información siempre y cuando les sea accesible mediante el trabajo con materiales atractivos. Ellos están estimulados por su propia curiosidad y gozan con la manipulación de los materiales. El aprendizaje a través del descubrimiento les brinda una satisfacción muy especial, no así cuando se les transmite la información.